Trastorno Bipolar

  1. ¿Qué es?

El trastorno bipolar se caracteriza por cambios anímicos patológicos que van desde la manía hasta la depresión.

  1. Causas

Las causas pueden ser varias:

  • Factores biológicos hereditarios (antecedentes familiares).
  • Factores neuropsicológicos por alteraciones bioquímicas.
  • Ambiente familiar durante el desarrollo infanto-juvenil.
  • Situaciones de crisis o cambios vitales significativos: divorcio, mudanza, muerte de un ser querido, nacimiento de un hijo, padecer una enfermedad grave, cambios laborales, etc.
  • Eventos traumáticos.
  • Inconformidad con la situación de vida actual.
  • Consumo de sustancias estupefacientes.
  1. Tipos

 

  • Trastorno bipolar I:

Antes o después del episodio maníaco pueden haber existido o no episodios hipomaníacos o episodios de depresión mayor.

El episodio maníaco se caracteriza por un periodo bien definido de estado de ánimo anormal y persistentemente elevado, expansivo o irritable, y un aumento anormal y persistente de la actividad o la energía, que dura como mínimo una semana y está presente la mayor parte del día, casi todos los días.

Durante el periodo de alteración del estado de ánimo y aumento de la energía o la actividad existen tres o más de los síntomas siguientes:

- Aumento de la autoestima o sentimiento de grandeza.

- Disminución de la necesidad de dormir.

- Más hablador de lo habitual o presión para mantener la conversación.

- Fuga de ideas o experiencia subjetiva de que los pensamientos van a gran velocidad.

- Facilidad de distracción.

- Aumento de la actividad dirigida a un objetivo o agitación psicomotora.

- Participación excesiva en actividades que tienen muchas posibilidades de consecuencias dolorosas.

El episodio hipomaníaco es como el episodio maníaco, pero dura como mínimo cuatro días consecutivos en lugar de una semana.

El episodio de depresión mayor se caracteriza por la presencia de cinco o más de los siguientes síntomas durante un periodo de dos semanas y representan un cambio del funcionamiento anterior:

- Estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, casi todos los días.

- Disminución importante del interés o el placer por todas o casi todas las actividades la mayor parte del día, casi todos los días.

- Pérdida importante de peso sin hacer dieta o aumento de peso, o disminución o aumento del apetito casi todos los días.

- Insomnio o hipersomnia casi todos los días.

- Agitación o retraso psicomotor casi todos los días.

- Fatiga o pérdida de la energía casi todos los días.

- Sentimientos de inutilidad o de culpabilidad excesiva o inapropiada.

- Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o de tomar decisiones, casi todos los días.

- Pensamientos de muerte recurrentes, ideas suicidas recurrentes sin un plan determinado, intento de suicidio o un plan específico para llevarlo a cabo.

  • Trastorno bipolar II:

Para un diagnóstico de trastorno bipolar II es necesario que se cumplan los criterios de un episodio hipomaníaco y los criterios para un episodio de depresión mayor, que se describen en el apartado anterior. A diferencia del Trastorno bipolar II, no existe periodo de episodio maníaco.

  • Trastorno Ciclotímico:

Durante dos años como mínimo (al menos un año en niños y adolescentes) han existido numerosos períodos con síntomas hipomaníacos que no cumplen los criterios para un episodio hipomaníaco, y numerosos períodos con síntomas depresivos que no cumplen los criterios para un episodio de depresión mayor. Durante este periodo de dos años, los periodos hipomaníacos y depresivos han estado presentes al menos la mitad del tiempo y el individuo no ha presentado síntomas durante más de dos meses seguidos.

  1. ¿Cómo solucionar tu problema?

Para abordar el Trastorno bipolar es imprescindible acudir a un psiquiatra. Posteriormente se recomienda combinar los fármacos con una psicoterapia para obtener resultados duraderos y disminuir los síntomas. Los objetivos con la psicoterapia son:

- Adquirir herramientas para hacerle frente a los síntomas persistentes.

- Adquirir habilidades para dormir bien.

- Adquirir habilidades para saber manejar los efectos secundarios de los fármacos.

- Adquirir herramientas para prevenir los síntomas.

- Analizar la causa de los síntomas para evitar los desencadenantes.

 

  1. ¿Quién puede tratar tu problema?

Psicopocket te ofrece tratar tu problema con un profesional especializado y colegiado, siempre y cuando hayas acudido antes al psiquiatra.

  1. Descripción del servicio.

Para empezar la terapia a través de Psicopocket contacta para obtener una primera sesión informativa gratis. Posteriormente, disfruta de las ventajas que aparecen gradualmente en el proceso terapéutico mediante una sesión semanal de una hora de duración online o presencial.

  1. Beneficios del servicio.

Con la ayuda de un psicólogo en Psicopocket conseguirás:

  • Obtener acompañamiento durante todo el proceso de un profesional sanitario especializado y colegiado.
  • Disfrutar del servicio que te ofrece Psicopocket, seguro y de confianza que se adapta a tus necesidades.
  • Comodidad a la hora de realizar las sesiones: si vives en Madrid, asiste a terapia en pleno centro de la ciudad o en Sanchinarro; si vives en cualquier otra parte del mundo, disfruta de sesiones online que se adaptan a tu horario.
  • Mejorar tu calidad de vida proporcionándote herramientas para: disminuir o eliminar los síntomas, aprender a gestionar tus emociones, sentirte seguro, resolver tus problemas de manera eficaz, mejorar tu autoestima, eliminar tus miedos, incrementar tu inteligencia emocional y conocerte a ti mismo.