Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

  1. ¿Qué es?

Se trata de un patrón persistente de inatención y/o hiperactividad e impulsividad que interfiere con el funcionamiento o el desarrollo, que se caracteriza por inatención y/o hiperactividad e impulsividad:

-  Inatención: seis o más de los siguientes síntomas se han mantenido durante al menos seis meses en un grado que no concuerda con el nivel de desarrollo y que afecta directamente a las actividades sociales y académicas/laborales:

  1. Con frecuencia falla en prestar la debida atención a detalles o por descuido se cometen errores en las tareas de diversos ámbitos.
  2. Con frecuencia tiene dificultades para mantener la atención en tareas o actividades recreativas (clases, conversaciones o lecturas prolongadas).
  3. Con frecuencia parece no escuchar cuando se le habla directamente.
  4. Con frecuencia, no sigue las instrucciones y no termina las tareas escolares, quehaceres o deberes laborales.
  5. Con frecuencia tiene dificultad para organizar tareas y actividades (tareas secuenciales, desorganización, mala gestión del tiempo, incumplimiento de plazos).
  6. Con frecuencia evita, le disgusta o se muestra poco entusiasta en iniciar tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (tareas escolares, quehaceres domésticos, preparación de informes, completar formularios, revisar artículos largos).
  7. Con frecuencia pierde cosas necesarias para tareas o actividades (lápices, libros, instrumentos, llaves, cartera, móvil).
  8. Con frecuencia se distrae con facilidad por estímulos externos (pensamientos).
  9. Con frecuencia olvida las actividades cotidianas (hacer diligencias, tareas, devolver llamadas, pagar facturas, acudir a citas).

- Hiperactividad e impulsividad: Seis o más de los siguientes síntomas han de mantenerse durante, al menos, 6 meses en un grado que no concuerde con el nivel de desarrollo y que afecta directamente a las actividades sociales y académicas/laborales:

  1. Con frecuencia juguetea con o golpea las manos o los pies o se retuerce en el asiento.
  2. Con frecuencia se levanta en situaciones en que se espera que permanezca sentado.
  3. Con frecuencia corretea o trepa en situaciones en las que no resulta apropiado.
  4. Con frecuencia es incapaz de jugar o de ocuparse tranquilamente en actividades recreativas.
  5. Con frecuencia está ocupado actuando como si lo impulsara un motor (incapaz de estar o se siente incómodo estando quieto durante un tiempo prolongado, como en restaurantes o reuniones).
  6. Con frecuencia habla excesivamente.
  7. Con frecuencia responde inesperadamente o antes de que se haya concluido una pregunta.
  8. Con frecuencia le es difícil esperar su turno.
  9. Con frecuencia interrumpe o se inmiscuye con otros.
  1. Causas

Las causas pueden ser varias:

  • Factores biológicos hereditarios (antecedentes familiares).
  • Factores ambientales: Maltrato infantil, negligencia, múltiples casas de acogida temporal, exposición a neuróticos (por ejemplo: plomo), infecciones (por ejemplo: encefalitis), el peso al nacer muy bajo (menos de 1500 g), que la madre fume durante el embarazo o exposición al alcohol durante la vida intrauterina.
  • Factores genéticos y fisiológicos: antecedentes familiares, discapacidades visuales y auditivas, anormalidades metabólicas, trastornos del sueño, deficiencias nutritivas, epilepsia, retrasos motores sutiles y otros signos neurológicos menores.
  1. Tipos
  • Presentación combinada:

Si se cumple inatención e hiperactividad e impulsividad durante los últimos 6 meses.

  • Presentación predominante con falta de atención:

Si se cumple la inatención, pero no se cumple la hiperactividad e impulsividad durante los últimos 6 meses.

  • Presentación predominante hiperactiva/impulsiva:

Si se cumple la hiperactividad e impulsividad y no se cumple la inatención durante los últimos 6 meses.

  • Leve:

Pocos o ningún síntoma están presentes más que los necesarios para el diagnóstico, y los síntomas sólo producen deterioro mínimo del funcionamiento social o laboral.

  • Moderado:

Síntomas o deterioros funcionales presentes entre “leve” y “grave”.

  • Grave:

Presencia de muchos síntomas aparte de los necesarios para el diagnóstico o de varios síntomas particularmente graves, o los síntomas producen deterioro notable del funcionamiento social o laboral.

  1. ¿Cómo solucionar tu problema?

Para abordar el TDAH es necesario realizar psicoterapia (y en algunos casos tomar medicación). El psicólogo realizará actividades con técnicas como:

  1. Autoinstrucciones: técnica de cambio de comportamiento en el que se modifican los pensamientos, sustituyéndolos por otros que pueden ser más útiles y efectivos para alcanzar los objetivos o metas que se proponga el paciente.
  2. Técnicas de autocontrol:

- Detectar el problema y establecer los objetivos.

- Comprometerse a modificar su propia conducta.

- Registrar los datos e identificar las causas del problema.

- Diseñar y aplicar un programa de tratamiento del problema.

- Prevenir la recaída y lograr que la mejora perdure.

  1. Técnicas de inhibición de respuesta:

- Pararse.

- No actuar.

- Pensar.

- Planificar.

- Actuar.

- Autoevaluación.

  1. Técnicas de resolución de problemas:

- Imaginar el pasado y el futuro: se analizan las situaciones problemáticas rememorando situaciones del pasado similares a las que en ese momento debe enfrentarse.

- Autoevaluación reforzada: valoración más objetiva y ajustada a la realidad de las cosas y de cómo se reacciona antes ellas.

- Vigilancia cognoscitiva: entrenamiento para mantener la atención en una tarea mientras aparecen distractores.

  1. Pautas:

- Proteger las relaciones sociales.

- Pensar antes de actuar. Para calmar tu impulsividad, cuenta hasta 3 cada vez que debas decir cualquier cosa que implique poder arrepentirse de un daño emocional.

- Utiliza agendas o libretas de notas.

- Establecer rutinas.

- Es necesario disminuir la cantidad de trabajo.

- Realiza pausas de 10 minutos cada dos horas.

- Acude a un profesional.

 

  1. ¿Quién puede tratar tu problema?

Psicopocket te ofrece tratar tu problema con un profesional especializado y colegiado.

  1. Descripción del servicio.

Para empezar la terapia a través de Psicopocket contacta para obtener una primera sesión informativa gratis. Posteriormente, disfruta de las ventajas que aparecen gradualmente en el proceso terapéutico mediante una sesión semanal de una hora de duración online o presencial.

  1. Beneficios del servicio.

Con la ayuda de un psicólogo en Psicopocket conseguirás:

  • Obtener acompañamiento durante todo el proceso de un profesional sanitario especializado y colegiado.
  • Disfrutar del servicio que te ofrece Psicopocket, seguro y de confianza que se adapta a tus necesidades.
  • Comodidad a la hora de realizar las sesiones: si vives en Madrid, asiste a terapia en pleno centro de la ciudad o en Sanchinarro; si vives en cualquier otra parte del mundo, disfruta de sesiones online que se adaptan a tu horario.
  • Mejorar tu calidad de vida proporcionándote herramientas para: aprender a gestionar tus emociones, controlar tu impulsividad, mejorar tu atención, sentirte seguro, resolver tus problemas de manera eficaz, mejorar tu autoestima, eliminar tus miedos, incrementar tu inteligencia emocional y conocerte a ti mismo.