Trastorno obsesivo – compulsivo

  1. ¿Qué es?

El Trastorno Obsesivo Compulsivo se caracteriza por la presencia de obsesiones, compulsiones o ambas y producen malestar interfiriendo en la vida cotidiana de quien lo padece.

Las obsesiones son pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan como intrusivos y no deseados, mientras que las compulsiones son conductas repetitivas o actos mentales que un individuo se siente impulsado a realizar en respuesta a una obsesión o de acuerdo con reglas que deben aplicarse rígidamente.

  1. Causas.
  • Factores biológicos hereditarios (antecedentes familiares).
  • Factores neuropsicológicos: alteraciones a nivel del lóbulo frontal del cerebro, alteraciones en el procesamiento de la información y alteraciones en sustancias como la serotonina.
  • Situaciones desencadenantes: enfermedades, problemas de pareja, el fallecimiento de un ser querido, etc.
  • Consumo de sustancias estupefacientes.
  • Eventos traumáticos: como abusos físicos, sexuales y/o emocionales o abandono.
  • Vivir bajo niveles de estrés excesivos.
  1. Tipos.

Los tipos de TOC más comunes son:

  • Se realizan conductas de lavado y limpieza por miedo a la contaminación a través de determinados objetos o situaciones.
  • Se realizan conductas de verificación, inspeccionando de manera excesiva para evitar que ocurra una determinada catástrofe.
  • Se realizan conductas de repetición.
  • Se realizan conductas de orden, siguiendo unas pautas rígidas, incluyendo distribuciones simétricas.
  • Se realizan conductas de acumulación, coleccionando objetos insignificantes de los que no pueden desprenderse.
  • Se realizan conductas de rituales mentales, repitiendo pensamientos o imágenes para contrarrestar ansiedad.
  • Se realizan pensamientos negativos incontrolables (obsesivos puros).
  • Se realizan pensamientos sexuales recurrentes, que incluyen sobre todo un temor exagerado a ser homosexual.
  1. ¿Cómo solucionar tu problema?

Se deben cumplir 3 factores básicos para que se solucione el problema: darse cuenta de que existe un problema, querer cambiar y pedir ayuda.

Se trata de un proceso en el que el terapeuta irá marcando ciertos objetivos dependiendo de la fase en la que se encuentre el paciente. El tratamiento consiste en lo siguiente:

En un primer momento, el paciente percibe pensamientos intrusos catastróficos y consecuentemente, comienza a sufrir una marcada ansiedad y preocupación. Los rituales propios del trastorno tienen un efecto de neutralización de la preocupación que los pensamientos producen. Una vez neutralizada la ansiedad mediante el ritual, la persona se siente momentáneamente aliviada, con lo que la conducta ritual es reforzada negativamente y se consolida el trastorno.

Lo primero es identificar estos pensamientos y analizar si se cumple alguno de los siguientes sesgos cognitivos:

  1. Responsabilidad excesiva: Sentirse muy responsable de todo lo que sucede a su alrededor. Creer que uno puede provocar y debe prevenir acontecimientos negativos importantes.
  2. Sobreestimar la importancia de los pensamientos: La sola presencia de un pensamiento significa que es importante.
  3. Fusión pensamiento-acción-probabilidad: Pensar algo aumenta la probabilidad de que ocurra de verdad.
  4. Fusión pensamiento-acción-moral: Los malos pensamientos son tan malos como las malas acciones.
  5. Importancia de controlar los pensamientos: Uno puede y debe controlar sus pensamientos.
  6. Sobreestimación del peligro: Exageración de la probabilidad o gravedad del peligro.
  7. Intolerancia a la incertidumbre: Dificultad con la ambigüedad, la novedad y el cambio inesperado.
  8. Perfeccionismo: Hay una solución perfecta para cada problema, y hacerlo perfecto es posible y necesario. Cualquier fallo tendrá consecuencias graves.

También es importante identificar los rituales y su relación con los pensamientos obsesivos, las creencias que se asumen en las obsesiones y los sesgos cognitivos.

Una vez que los sesgos de un ritual son debatidos, se modela una conducta alternativa “no TOC” y encargarla como tarea intersesión.

Posteriormente se refuerzan y se proponen actividades adaptativas, se identifican las situaciones que aumentan las obsesiones y rituales y se prepara una prevención frente a posibles recaídas futuras.

  1. ¿Quién puede tratar tu problema?

Psicopocket te ofrece tratar tu problema con un profesional especializado y colegiado.

  1. Descripción del servicio.

Para empezar la terapia a través de Psicopocket contacta para obtener una primera sesión informativa gratis. Posteriormente, disfruta de las ventajas que aparecen gradualmente en el proceso terapéutico mediante una sesión semanal de una hora de duración online o presencial.

  1. Beneficios del servicio.

Con la ayuda de un psicólogo en Psicopocket conseguirás:

  • Obtener acompañamiento durante todo el proceso de un profesional sanitario especializado y colegiado.
  • Disfrutar del servicio que te ofrece Psicopocket, seguro y de confianza que se adapta a tus necesidades.
  • Comodidad a la hora de realizar las sesiones: si vives en Madrid, asiste a terapia en pleno centro de la ciudad o en Sanchinarro; si vives en cualquier otra parte del mundo, disfruta de sesiones online que se adaptan a tu horario.
  • Mejorar tu calidad de vida proporcionándote herramientas para: aprender a gestionar tus emociones, controlar las obsesiones y la ansiedad, sentirte seguro, resolver tus problemas de manera eficaz, mejorar tu autoestima, eliminar tus miedos, incrementar tu inteligencia emocional y conocerte a ti mismo.